Faro Latinoamericano

Noticias y temas de comprensión

¡El gran regalo supremo!

estatua-de-la-libertad-es-un-hombre

Se dice que el regalo más caro de la historia es la Estatua de la Libertad, con un costo de un millón de francos en el siglo XIX, fue el obsequio de Francia al pueblo norteamericano, en saludo al centenario de su independencia, el 4 de julio de 1876, este regalo fue entregado definitivamente 10 años más tarde el 28 de octubre de 1886.

Fue  construido en París con una estructura  metálica central,  diseñada por Gustave Eiffel y enviada por barco hasta la isla de la libertad, en el puerto de Nueva York.

Mide alrededor de 46 metros de altura, (93 desde el piso),  y pesa 225 toneladas. Al pie de la estructura se encuentran cadenas rotas que simbolizan la libertad. “En 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO...este es el regalo más caro de la historia!

¿Cuál sería para Ud. el regalo más costoso de su historia personal?,

Tal vez haya por allí, un regalo que supere en valor a cualquier regalo que alguien le pueda ofrecer jamás.

La Biblia revela que existe un regalo de parte de Dios hacia el ser humano , un regalo muy especial, porque hace posible que podamos vivir por toda la eternidad.

Sabemos que por nuestras transgresiones no nos es posible alcanzar dicha meta, no hay mérito posible, capaz de ganar la vida eterna, pero la dádiva de Dios a través del sacrificio de nuestro señor Jesucristo nos da la esperanza de lograrlo,

¿Qué significa la gracia?, ¿Cómo podemos alcanzarla?,

Tal vez Ud. haya escuchado alguna vez a ciertos religiosos en el mundo decir que ya no importa el día que apartemos para Dios, que las leyes del antiguo testamento fueron abolidas y que ahora estamos bajo la gracia, por lo tanto no hay prohibición alguna, respecto a ciertos alimentos o la necesidad de guardar fiestas anuales,…otros en cambio, dicen guardar las leyes de Dios porque ellos quieren, porque aman a Dios, no porque haya una obligación de obedecer al supremo creador. Sin embargo, en el Nuevo Testamento  podemos apreciar que la gracia de Dios, no tiene nada que ver con abolir sus leyes. El Nuevo testamento fue escrito para aquellos a quienes Dios llama a cumplir un propósito en Su Reino.  por supuesto que el llamamiento cristiano está basado en la gracia, lo vamos a entender en lo que sigue de este mensaje, pero vayamos por parte:

El vocablo “gracia” viene del griego charis, recordemos que la parte de la biblia, conocido como nuevo testamento fue escrito en Griego, entonces Charis es un término griego del cual deriva la palabra caridad, de tal modo que La “gracia” es el regalo de Dios hacia el ser humano, no es cualquier regalo, no es comparable, aun con el regalo más caro que el mundo pueda ofrecer. La gracia es la voluntad de Dios de perdonar nuestros pecados pasados, y es el resultado de la misericordia, la caridad de Dios hacia nosotros, por eso decimos que,  la gracia es algo que el ser humano no tiene merecimientos para recibirla…. Resulta, lógico preguntarnos, ¿Por qué es tan necesario este regalo de Dios para el ser humano?,

Todo comienza en el momento en que Dios pone al hombre en la tierra, dotado de libre albedrío, en un ambiente ideal, Dios prueba a su creación para ver si voluntariamente podía rechazar el pecado …entonces se hace presente otro personaje en este episodio, una valla a vencer y que estaba dispuesto a desbaratar este plan. ¿Qué hubiese pasado si Satanás no está en el jardín en ese tiempo? ¿Contra qué habría contrarrestado Adán su deseo de obedecer a Dios?,   Satanás provoca una disensión, o en otras palabras un desacuerdo, entre lo que Dios había ordenado a estos primeros seres humanos sobre la tierra y lo que el propio Satanás dice al respecto… En Génesis 2:17,  Dios instruye al hombre diciendo que el día que desobedeciere al comer del fruto que le había prohibido, su destino sería morir sin tener acceso a la vida eterna, entonces aparece Satanás en escena,  diciendo su verdad, combinada con mentira, génesis 3:4, Satanás le dice a la mujer “no moriréis”, por supuesto físicamente la muerte no iba a ser instantánea, pero el hecho es que en aquel momento el ser humano quedaba destituido de la gloria de Dios, el hombre no pasó la prueba que Dios permitió, desde ese momento vivir eternamente ya no depende de nosotros …tenemos que sacar la calculadora como dicen en el futbol…necesitamos de otros resultados en nuestra vida y que Dios aplique su gracia y misericordia.

La carta del apóstol Pablo a los Romanos, grafica la situación del por qué la vida eterna ya no está disponible para el hombre en forma directa.

Rom_5:12  Por tanto,  como el pecado entró en el mundo por un hombre,  y por el pecado la muerte,  así la muerte pasó a todos los hombres,  por cuanto todos pecaron.

Esta es la razón por la cual nosotros tenemos que beber la copa de la muerte,  Pero Dios manifiesta su amor hacia nosotros al poner un mecanismo de salvación, de rescate y que fiel a sus leyes nos entrega por amor, una opción maravillosa,

Pablo, nos habla de esto en su segunda  epístola a los Corintios.

 1Co 15:3  Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí:  Que Cristo murió por nuestros pecados,  conforme a las Escrituras;  

En otras palabras, debido a la impotencia del ser humano frente a su condición, Cristo debió morir para que la gracia de Dios pudiese extenderse a todo aquel que se arrepiente de corazón,

En Romanos 6:23  la escritura nos aclara la forma en que emerge este regalo de Dios,

Rom 6:23  “Porque la paga del pecado es muerte,  mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Toda persona que desobedece los mandamientos de Dios merece la pena de muerte,

Esto hace que necesitamos de la dádiva de Dios para acceder a la vida eterna, pero la gracia solo es alcanzable mediante el sacrifico de Cristo Jesús,…el único camino, la verdad y la vida.

¿Cómo obtenemos la gracia de Dios?

Hemos visto que esto es un regalo, no podemos ganarlo por méritos humanos, pero tampoco se obtiene en forma espontanea, por algún tipo de sorteo o en forma automática.

La escritura nos ofrece algunas luces sobre las características de quienes tienen acceso a este regalo de Dios, podemos ver someramente dos de ellas, que son absolutamente necesarias.

Rom 5:1  Justificados,  pues,  por la fe,  tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; 2  por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes,  y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

La fe, es una de las primeras razones para obtener la gracia de Dios,

Una segunda razón la podemos encontrar, en la carta de Santiago.

Stg 4:5 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano:  El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente? 6  Pero él da mayor gracia.  Por esto dice:  Dios resiste a los soberbios,  y da gracia a los humildes.

Tenemos entonces que la humildad, es otra de las razones dadas para obtener la gracia de Dios, Podemos buscar y hacer una lista con otras características y razones, pero en definitiva debemos decir que es Dios quien decide a quien darle o no darle su gracia.

Esto es similar a un indulto presidencial, guardando las proporciones del caso, antiguamente cuando existía la pena de muerte en Chile, el presidente de la república tenía la opción de otorgar el indulto , la persona condenada, quedaba libre de la pena de muerte por gracia, pues la justicia había hecho su trabajo entregando una sentencia “justa” acorde a los delitos cometidos, obviamente, la justicia humana no podemos compararla con la justicia de Dios.

Rom 9:14  ¿Qué,  pues,  diremos?  ¿Que hay injusticia en Dios?  En ninguna manera. 15  Pues a Moisés dice:  Tendré misericordia del que yo tenga misericordia,  y me compadeceré del que yo me compadezca. 16  Así que no depende del que quiere,  ni del que corre,  sino de Dios que tiene misericordia.

La misericordia de Dios hace posible que seamos perdonados inmerecidamente por gracia, un maravilloso regalo, del cual les habló Pedro a las personas que estaban reunidas en Jerusalén,  aquel día santo de Pentecostés, palabras llenas de motivación para vivir como nuestro Dios quiere que lo hagamos.

  

Nuestra iglesia inicia su caminar en un día de Pentecostés, lo que fue la congregación en el desierto del pueblo de Israel, surge ahora la iglesia de Dios, bajo la simiente singular en Cristo, “Ya no hay judío ni griego,  esclavo ni libre,  hombre ni mujer,  sino que todos somos uno en el sacrificio de Cristo Jesús.”(Gal 3:28),

Precisamente en esta fiesta santa de Pentecostés, Dios nos envía la dádiva del espíritu santo a toda la humanidad, para quienes estemos dispuestos a cambiar y a mirar con humildad hacia Jesucristo y admitir que somos pecadores, que necesitamos del poder del espíritu santo obrando en nosotros, Pentecostés señala ese momento en la historia de la humanidad, es el punto de partida que puede marcar una transformación en nuestras vidas. Pentecostés es el aniversario del comienzo del cristianismo bajo el nuevo pacto. Fue en Pentecostés cuando Dios ofreció su Espíritu a todos aquellos que se arrepientan.

Era el año 31 de nuestra era, cuando el apóstol Pedro proclamo aquel potente sermón a millares de personas que se encontraban en Jerusalén, aquellas personas al escucharlo dice la biblia se estremecieron con tristeza al ver que fueron parte de la muerte del hijo del hombre, tal vez sentimos lo mismo nosotros cuando decidimos bautizarnos al enterarnos de que fuimos responsables de cada trozo de carne que aquel látigo le arrancaba a Jesús, por eso la pregunta que le hicieron aquellas personas a Pedro y a lo demás apóstoles, “Varones hermanos, ¿Qué haremos?,…

Quizás esta era, “La oportunidad,” para que Pedro les dijera que  no hay nada que hacer, que Cristo ya pago por los pecados de la humanidad…que la gracia significa que ya estamos listos, pero Pedro dijo otra cosa,

Hch 2:38  Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. 39  Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.

Pedro les da una gran noticia, ellos podían recibir el indulto o el perdón por sus pecados pasados, podían ser perdonados por gracia, y además podrían recibir el don del espíritu santo, porque Dios sabe que para vencer necesitamos de su ayuda, Pedro resume en dos puntos esta noticia maravillosa,… primero que se arrepientan y luego que se bauticen….estos dos puntos son claramente obras, son acciones que debemos llevar a cabo, el hecho de compungirse…de sentirse triste por nuestros pecados no nos da el derecho a la gracia del perdón Dios, debemos actuar. Arrepentirse es mucho más que la conciencia intelectual de que hemos pecado. El arrepentimiento genuino nos hace lamentar profundamente nuestros pecados. Recordemos la mujer pecadora de la ciudad en Lucas 7:38, que lavó los pies de Jesús con sus lágrimas y los enjugaba con su cabello, Esto denota un arrepentimiento profundo, como el que explica Pablo en la segunda carta a los Corintios, 7; 9 -10, un arrepentimiento que no se queda en una tristeza superficial, como lo hace el mundo,

En la práctica vemos que existen dos tipos de tristeza,

2Co 7:9  Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según Dios, para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra parte. 10  Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.

A veces nos recordamos del Rey David y La forma despiadada que el pecó, pero en Salmos 51;1-2 vemos el ejemplo de un hombre que demuestra un arrepentimiento, tan profundo que emociona la forma de expresarlo.

Sal 51:1  Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. 2  Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado.

Aquí David apela a la misericordia de Dios, con un corazón plenamente arrepentido,  Una vez que llegamos a este nivel de arrepentimiento como ocurrió con David, entonces como dice Pedro, nos bautizamos según el mandamiento de Jesucristo, allí recibimos por gracia el perdón de todos nuestros pecados pasados, y comienza nuestra peregrinación en una nueva vida  con la ayuda poderosa del espíritu santo de Dios.

Lamentablemente lo anteriormente dicho, no coincide con lo que expresa muchas veces el mundo religioso en la actualidad.

La ley y la gracia de Dios, son conceptos que han sido comúnmente mal entendidos, hay quienes mantienen los rudimentos de la ley, donde cada letra cuenta, a tal punto que se agregan preceptos durísimos, pero se deja de lado la justicia, la misericordia y la fe, otros van al extremo donde nada es necesario,  La Biblia enseña que estos dos conceptos no están en oposición, sino que se encuentran estrechamente conectados. Es bueno revisar lo que dice Pablo en relación a esto, dado que sus escritos son precisamente los que la gente utiliza para decirnos que los cristianos del nuevo testamento ya no estamos obligados a guardar la ley de Dios, recordemos la carta a los Romanos 2:13, el apóstol dice que “no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley”, en el verso 18 dice que la ley es para nuestra instrucción

¿Alguien enseña alguna cosa para que no se practique?,

Veamos lo profundo que dice Pablo,

Rom 13:8  No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.:9  Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10  El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.

Para Pablo, guardar los mandamientos es nuestro camino, ¡no es un legalismo!, es la imagen del amor. ¿Podía entonces Pablo decir lo contrario? Desde luego que NO. Sin embargo en Romanos 6:14, hay algo que pablo afirma y que si no lo estudiamos bien nos podría confundir, es además el versículo típico que utilizan quienes dicen que no debemos guardar la ley,

Romanos 6:14,  “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.”

Tomando esto en su contexto, cuando Pablo dice que no estamos “bajo la ley, sino bajo la gracia” debemos entender que cuando nos arrepentimos y empezamos a obedecer las leyes de Dios, ya no estamos bajo la pena de la ley (la muerte), porque hemos recibido el gran regalo supremo, la gracia o perdón inmerecido, lo que se clava con Jesús en la cruz son nuestros pecados, no las leyes de Dios.

La biblia es un libro que debe entenderse en forma integral, lo que dice Pablo en toda su dimensión es algo que está vigente para nosotros hoy. Para quienes sacan fuera de contexto al apóstol Pablo, solo una pregunta,  “en cuál Pablo” debo creer: ¿Al Pablo de la Biblia, o a Pablo creado por aquellos críticos de la ley?,

Pero si aún nos quedaran dudas, que mejor que preguntar al propio Pablo en Romanos 6:1-2, una interrogante que Pablo intuyo que los seres humanos podríamos en algún momento llegar a formularnos.

Rom 6:1  ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? 2  En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?

En otras palabras, el cristiano recién engendrado bajo las aguas del bautismo, ¿Puede seguir infringiendo la ley y desobedeciendo a Dios?, la respuesta de Pablo es categórica, “En ninguna manera”, Pablo hablaba en su tiempo acerca de quienes intentaban por un lado hacerse acreedores al don de salvación, pero por otro lado no querían obedecer, valiéndose de este concepto de la gracia como una licencia para seguir pecando.

Pablo nos recuerda también acerca de una gran esperanza, la cual debe ser nuestra fuente de alegría  y de ganas de vencer.

Rom 6:3  ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

Esta es la motivación por la cual nosotros hacemos lo posible por andar en esta vida nueva, si nos caemos, debemos volver a levantarnos (Pro_24:16)

El otro elemento mencionado por Pedro en el día de Pentecostés, es que luego de arrepentirnos  y bautizarnos, tenemos la promesa de recibir el espíritu santo de Dios.

Sin el Espíritu Santo de Dios no podemos crecer espiritualmente, el espíritu santo no es una persona, es algo que puede ser derramado, que puede habitar dentro de nosotros, esta energía o poder de Dios, lo podemos recibir mediante la imposición de manos por parte de un ministro.

Hch 8:17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.

Lo hemos explicado antes, este poder de Dios que es el espíritu santo es el que finalmente nos engendra como hijos de Dios, podemos hacerlo crecer en nosotros, pero eventualmente también lo podemos apagar e incluso hacer morir. En hechos 5;32, el apóstol Pedro lo expresa en forma categórica, nosotros necesitamos ese poder de Dios para vencer nuestra naturaleza humana, Pero el espíritu santo se nos va a conceder en la medida que obedecemos a Dios,

Hch 5:32  Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.

Por lo tanto es la actitud de obediencia la que puede hacer que es espíritu santo pueda crecer. Dios no va a conceder su don del Espíritu Santo a los que tengamos una actitud de desobediencia. Esta fue la actitud de algunos hombres de Dios en su momento, y no la pasaron bien, debieron sortear diversas pruebas, la escritura nos muestra como Pedro negó a Jesús, pero también la forma en que corrigió este hecho mostrando toda su valentía ante el sanedrín Judío,

Hechos 5:29, registra este suceso y la respuesta categórica del apóstol, el consejo supremo religioso Judío, que le había prohibido predicar el nombre de Jesús.

Hechos 5:29, “Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” .

Nosotros sabemos que la mayoría del cristianismo tradicional, piensa que los mandamientos fueron clavados en la cruz, pero también sabemos del mundo judío y su apego a las tradiciones, aun habiendo estado Cristo junto a ellos, definitivamente no reconocieron su mensaje, porque luego de la muerte y resurrección de nuestro señor, después de este día de Pentecostés, los apóstoles tuvieron que lidiar con esa forma de pensar, que los acompaña hasta el día de hoy, en Hechos 15:1, vemos como algunos que venían de Judea insistían en la circuncisión como requisito para ser salvos, hubo una discusión no pequeña por estos temas,… esto trae como consecuencia que Pablo y Bernabé suban a Jerusalén para tratar este asunto.

Antes de llegar a Jerusalén Pablo y Bernabé, pasan por Fenicia y Samaria informando sobre la conversión de los gentiles y esto causaba enorme gozo entre los hermanos y esas buenas nuevas los acompañan a Jerusalén, pero en la iglesia de Jerusalén había judíos que como Pablo habían creído…ellos se consideraban fariseos, rigurosos en el cumplimiento de la ley y las tradiciones de sus padres, pero creyeron en un Jesús que satisfacía de alguna manera sus expectativas mesiánicas….aquí vemos los atisbos de lo que hoy conocemos como el judaísmo mesiánico, que en el fondo ve a Jesucristo de acuerdo a la fe judaica.

Hech 15:7 “Y después de mucha discusión,  Pedro se levantó y les dijo:  Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen. :8  Y Dios,  que conoce los corazones,  les dio testimonio,  dándoles el Espíritu Santo lo mismo que a nosotros; 9  y ninguna diferencia hizo entre nosotros y ellos,  purificando por la fe sus corazones. 10  Ahora,  pues,  ¿por qué tentáis a Dios,  poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?”

Obviamente aquí se habla de Judíos mesiánicos, que creyeron en Cristo como el mesías, pero continuaban apegados a sus tradiciones, aquí no estamos hablando del pueblo judío que definitivamente no reconoció a Jesús, son los creyentes judíos, apegados a cosas que perdieron vigencia y a sus viejas tradiciones.

La conclusión que hace Pedro en Hechos 15:11, es “ Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos,  de igual modo que ellos.”

Dios, por su gracia, nos da el regalo del perdón y eventualmente nos dará vida eterna. Pero, no debemos caer en el otro lado de la moneda del cristianismo tradicional, Dios espera que nosotros cambiemos nuestra manera de vivir, dejando atrás el pecado, cumpliendo la ley.

Para concluir estimado cibernauta, Dios nos ha llamado a este camino por su misericordia, el quiere que ninguno e nosotros se pierda, para ello debemos  vivir “para buenas obras”, como una persona diferente cuya mente está enfocada en servir a Dios y a los demás.

Nuestra manera de pensar y nuestra estilo de vida ya no pueden ser los mismos que tuvimos antes de bautizarnos,

Dios sabe que sin su ayuda nosotros no podemos vencer el pecado. Aun cuando pudiésemos cambiar nuestras acciones, sólo Dios puede cambiar nuestra mente y transformarnos, la buena noticia es que Dios está interesado en que así ocurra, el nos amó primero, por ello nos ofrece el regalo más grande que podamos imaginar,  Al pie la estatua de la libertad se encuentran las cadenas rotas que simbolizan la libertad…Al pie de la cruz de Cristo podemos encontrar las cadenas rotas que simbolizan nuestra propia libertad,…figurativamente allí podemos ver, la gracia y el perdón de Dios, que nos llevarán a alcanzar algún día la gloria en su Reino.

Anuncios

junio 5, 2017 - Posted by | A_Todas las entradas, Predicación

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: