Faro Latinoamericano

Noticias y temas de comprensión

Tiempos de preparación:

 

Los eventos que ocurren en el mundo de hoy, parecieran acercarse más y más, a lo descrito en varios pasajes de la biblia, acerca del retorno de Jesucristo, son señales concretas de que algo sin precedentes en la historia humana está por suceder.

¿Es posible que esto pueda ocurrir mucho más temprano que tarde?

Ante esta interrogante, nos involucramos en lo que sucede  en el mundo a nivel global, estamos atentos a las noticias o los cambios que se producen para ver si encontramos alguna pista, que nos permita ver que ese Reino efectivamente está a las puertas,

Los apóstoles también tuvieron aquella inquietud y le consultaron directamente a Jesús por una señal acerca de los tiempos de su segunda venida. Desde luego Jesús responde señalando ciertos acontecimientos que ocurrirían  antes de su retorno, tema que llenaría varios artículos, pero hay algo que dijo nuestro señor en Mateo 24;36, 37 y 42, donde da a entender que solo el Padre sabe el día y la hora de su retorno, pero acerca del entorno que rodearía este evento, Jesús dice que sería como en los días de Noé, una pista interesante, por lo cual nos dice velad!, verbo en sentido metafórico que nos llama a estar preparados y despiertos ante lo que se avecina.

¿Como en los días de Noé?

Actualmente, la llegada de nuestro señor es cada día más una leyenda, un mito como tantos que existen en nuestra sociedad, tal vez fue lo mismo que ocurrió en la generación de Noé, una época marcada por la inmoralidad sexual, por la violencia, la corrupción, todo parecía normal, nadie creyó hasta que se cerraron las puertas del Arca y vino la inundación, sin duda que, hay muchos paralelos que podríamos encontrar con lo que pasó en tiempos de Noé y la época en que ha de regresar Jesús.

¡Razón de peso!

Una de las razones que podríamos decir vitales, porque trae consecuencias incluso en el pueblo de Dios, es lo relativo a la creciente maldad en el mundo.

 

Poco antes del diluvio, Génesis 6;5 dice “Y vio Dios que la maldad era mucha en la tierra”, a tal punto que el verso 6 dice que le peso a Dios haber puesto al hombre en la tierra y se afligió en su corazón, razón por la cual tomó cartas en el asunto y todos sabemos lo que pasó con esa generación de seres humanos.

Milenios más tarde, hablando de los tiempos de su retorno, Jesús en Mateo 24:12, dice que la maldad se multiplicaría (Como en la generación de Noé) y esa sería una razón por la cual, el amor de muchos se enfriaría, Jesucristo habla a su pueblo  a quienes también les dice, “Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.” el que persista en tener ese amor vivo en su vida. La pregunta continua.

¿Como esa multiplicación de la maldad puede alcanzar al pueblo de Dios en este tiempo?, ¿Puede ser causa de que nuestro amor se enfrié?,

Si analizamos fríamente lo que pasa en nuestra época, nos daremos cuenta vivimos una época de la incredulidad, que además avanza en el mundo entero, el escepticismo se apodera más y más de esta sociedad, la corrupción avanza casi sin contrapesos en medio de la mirada atónita de todas las personas, prácticamente no hay espacios en donde no haya ingresado ya la maldad, la política ha visto caer a grandes personajes de su pedestal, jefes de estado que son obligado a salir por apropiaciones ilícitas, organismos deportivos,…instituciones armadas que fueron concebidas para cuidar el orden y ser ejemplos de honestidad, sale a la luz, corrupción entre sus filas…alimentos contaminados que maliciosamente se disfrazan de sanos poniendo químicos aun más nocivos y cancerígenos….ya nada parece sorprendernos verdad?,

Hoy estamos viendo ante nuestros ojos cumplirse lo de la  escritura que dice,  “que todo designio de los pensamientos del corazón de los hombres es de continuo solamente el mal.”…Génesis 6:5, como resultado de esto…, hoy cuesta mucho creer en las personas, en las instituciones, hoy vemos que hasta la religión símbolo de este sistema ha sufrido desprestigio…, se duda de todo, de los viajes a la luna, de si la torres gemelas fueron un atentado o un auto-atentado, Sumado a esto,….todos los años alguien anuncia el fin del mundo, Nostradamus, calendario maya…etc.

En medio de toda esta selva e duda y confusión, está la Iglesia de Dios, tratando de anunciar la llegada de un Reino, en medio de un era glaciar del corazón humano, en medio de un mundo que a veces se burla de sus creencias, sin embargo no debemos desanimarnos a tal punto de dejar de hacer nuestro trabajo y cumplir con lo ordenado por nuestro señor Jesucristo.

En Mateo 24:45, la biblia habla del ciervo que aprovecha bien su tiempo, preparándose, caminando con celo en la obra de Dios, Que persevera y lucha por mantener siempre ese primer amor  Mat 24:45  ¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? 46  Bienaventurado aquel siervo al cual,  cuando su señor venga,  le halle haciendo así. 47 De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá.

¿Quien es ese ciervo?

La persona que investiga, estudia la palabra de Dios, que adquiere valioso conocimiento pensando que algún día tendrá que defender su esperanza, que se congrega en sábado para estar con sus hermanos, unánimes en la fé, que tiene interés en participar en la obra que Dios ha puesto bajo Jesucristo

Cuando nosotros no estamos en esa sintonía, entonces dejamos de ser prudente y le abrimos la puerta al riesgo de enfriar también nuestro corazón, podríamos entrar en una etapa de enfriamiento global, a tal punto de ir hacia el camino de la actitud de “comer y beber, mientras el señor demora su llegada”, esto es exactamente lo que ocurrió con la generación de Noé, “antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo ,….hasta el día en que Noé entró en el arca”,  Vayamos a Mateo 24: 48, la biblia habla de esta actitud refiriéndose al siervo que no es prudente.

Mat 24:48  Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón:  Mi señor tarda en venir;  49  y comenzare a golpear a sus consiervos,  y aun a comer y a beber con los borrachos, 50 vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe,

Aquí se trata de un siervo que sabe las cosas de Dios, de hecho el reconoce que algún día vendrá, pero no tiene paciencia, no persevera, en otras palabras se deja estar, es también alguien que no mantiene buenas relaciones con sus demás hermanos, pues los golpes indican cierto grado de violencia espiritual y termina incluso compartiendo con el mundo, se enreda en sus asuntos, en sus fiestas, en sus afanes, en sus malos caminos….

Hasta aquí es fácil distinguir el tipo de siervo que debemos ser, pero vayamos a una parábola que se encuentra en Mateo 25:1, vamos a poner las cosas un poquito más difícil, porque el grupo de ciervos que aparece aquí no se trata de ciervos que terminan enredados en el mundo como el caso anterior,

la parábola de las vírgenes prudentes e insensatas. Mateo 25, Diez vírgenes salen a dar la bienvenida al esposo que representa a Cristo La mitad de ellas están bien provistas de aceite; la otra mitad, no. En tanto que demora el esposo, éstas se duermen. A la media noche, se escucha el clamor de salir a recibir al esposo.

Mat 25:7 “Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas.Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan.Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. 10  Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. 11  Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! 12  Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.

El problema aquí con las vírgenes es que no se trata de un tipo de ciervo que hace abiertamente lo malo ante los ojos de Dios, pero muestra frialdad, falta de ánimo, falta de energía en demostrar su afecto en la obra de Dios, eso se conoce como frialdad espiritual, no es un ciervo fervoroso y celoso de las cosas de Dios, las vírgenes insensatas sufren de una enorme crisis de energía espiritual, por eso sus lámparas empiezan a apagarse, Cristo es claro en indicarnos que seamos luces para que esa luz alumbre delante de los hombres, ¿Cuándo y cuanto va  a alumbrar esa luz?…

va a depender de cuanto aceite tengamos en nuestras lámparas, de cómo hemos hecho crecer nuestro espíritu santo, y de si efectivamente estamos haciendo su voluntad.

¿Que sucede si no ardemos?…si esa luz se ve débil?,

Si llega a suceder algo parecido, son señales que nos volvemos como aquellas vírgenes insensatas que no están haciendo evidentemente lo malo, pero no desarrollan todo su potencial delante de los ojos de Dios.

Las vírgenes insensatas como una medida desesperada intentan corregir su deficiencia a través del aceite de los demás, pero es imposible que seamos salvos a través de los méritos de los demás, de nada nos sirve todas nuestras buenas relaciones con aquellas vírgenes fervorosas, lo que importan son nuestros méritos personales en el juicio de Dios. Cristo termina esta parábola en el verso 13 de Mateo 25, con una frase monumental, “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir” El contexto aquí es el de la parábola y las diez vírgenes, ¿Qué debemos de velar entonces?…por supuesto, las noticias internacionales, estudiar la palabra, ayunar, todo eso está incluido en la vida normal de los cristianos,..eso es necesario de hacer…sin dejar de hacer aquello…el énfasis aquí está relacionado básicamente con nuestra preparación espiritual…debemos estar alertas, cuidar de que nuestras lámparas tengan suficiente provisión, si al enterarnos de esto sentimos las ganas de potenciar nuestro espíritu, de redoblar nuestros esfuerzos, …bueno, esa es una señal de ese fuego que arde en nuestro interior, aprovechémoslo…aprovechémoslo, porque es necesario vigilar nuestras vidas por nosotros mismos, nuestros pensamientos, nuestras acciones, y buscar combustible suficiente que proviene de nuestro Padre.

Dios les dijo a Los israelitas antes de partir a la libertad que comieran el cordero con los lomos ceñidos, una expresión que implicaba estar listos!, habitualmente los hombres de la época llevaban largas túnicas y en casa las usaban suelta, pero para que no les estorbasen en caso de viaje, trabajo, metían las orillas en un cinto ceñido en la cintura, nuestra actitud de vida debe ser esa….estar preparados, estar ceñidos!

Hemos visto en esta entrega, que Dios quiere que estemos velando por nuestra condición espiritual, en medio de una época particularmente difícil, donde debemos igualmente desarrollar nuestros talentos en servicio a los demás, debemos ser siervos espiritualmente calurosos, los demás requieren de nuestro apoyo, de nuestro amor, estas son las operaciones matemáticas básicas, pero aun hay algo más, algo que es colectivo y que es una tarea asignada a todo el cuerpo que es la iglesia, esa tarea es advertir al mundo entero que nuestro señor está próximo a venir, si logramos percibir esto, tal vez podamos ser, aquel siervo fiel y prudente que espera tranquilamente  la llegada del Reino de nuestro señor.

Anuncios

abril 20, 2017 - Posted by | A_Todas las entradas, Predicación

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: